La FPSOMC participa en un coloquio para hablar del papel y aportación de las fundaciones de salud en la sociedad

coloquio.jpgDiferentes representantes de fundaciones sociales y sanitarias de España, entre las que se encuentra la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC), participaron en un coloquio organizado por la Revista EL MÉDICO, en colaboración con la Asociación Española de Fundaciones (AEF), con el fin de dar a conocer la labor que desempeñan, analizar su papel y aportación a la sociedad y los retos a los que se enfrentan.

Recientemente, la Revista EL MÉDICO reunió en un coloquio a cinco fundaciones para conocer el papel que juegan en la sociedad y el sistema sanitario, y donde se puso en relieve que estas organizaciones, con su aportación, cubren un importante vacío.
 
Participaron en el coloquio Nina Mielgo, directora técnica de la Fundación para la Protección Social de la OMC; María Sáinz, presidenta de la Federación de Educación para la Salud (FUNDADEPS); Irene Tato, patrona de la fundación AMREF Salud África; Carmen Aláez, adjunta a la secretaría del patronato de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN); y Carmen Yélamos, directora de la Fundación GenesisCare. Además de Honorio Bando, coordinador del Grupo Sectorial de Salud, Investigación y Bienestar de la Asociación Española de Fundaciones (AEF).
 
Tal y como recogieron en el debate publicado en EL MÉDICO, hay aproximadamente unas 8.500 fundaciones en España, de las que 800 están asociadas a la AEF. De estas, 66 se dedican a la salud, la investigación biomédica o el bienestar, configurando un grupo sectorial dentro de la asociación que está coordinado por Honorio Bando, de la junta directiva de la Asociación Española de Fundaciones (AEF), que remarcó el servicio a la sociedad que prestan estas entidades.
 
Una de las principales aportaciones de estas organizaciones sin ánimo de lucro es que identifican necesidades de la población que no son detectadas desde otras esferas, según se expuso en dicho coloquio, y que además dichas fundaciones sanitarias difunden información y educación en salud, con el fin de ofrecer a la sociedad herramientas para una vida mejor.
 
En cuanto a los retos que se plantearon estas organizaciones destaca la necesidad de alcanzar acuerdos con las administraciones públicas, empresas e instituciones, para conseguir, fondos y visibilidad, pero también apoyos que ayudan a dar mayor entidad a los proyectos. 
 
En lo referente a la financiación de las fundaciones, se hizo hincapié en la falta de recursos económicos, sobre todo de organizaciones de menor tamaño, y se insistió en la necesidad de que compañías, filántropos o gobiernos apoyen también a las pequeñas fundaciones, dentro de sus programas de Responsabilidad Social Corporativa.
 
En este sentido, se pronunció la directora técnica de la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC), Nina Mielgo quien contó que esta institución se financia con las aportaciones de sus socios protectores, los médicos colegiados de toda España.
 
Tal y como expuso, algunos de sus programas desarrollados desde los propios colegios de médicos, como el PAIME (Programa de Atención Integral al Médico Enfermo), cuentan con apoyo económico en algunas comunidades autónomas, que han ido disminuyendo a raíz de la última crisis económica.
 
Las cinco mujeres al frente de fundaciones sanitarias participantes hablaron sobre la feminización que también está presente en este ámbito, y de manera más incisiva que en el conjunto de sectores. De hecho, según Honorio Bando, el personal que integra el Grupo Sectorial de Salud, Investigación y Bienestar de la AEF tiene un 50 por ciento de altos cargos de responsabilidad desempañados por mujeres. 
 
En el debate se contó como la Organización Médica Colegial está trabajando en una propuesta para la promoción de la igualdad en las corporaciones profesionales médicas que tiene como objetivo promocionar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres médicos a la hora de acceder a puestos de responsabilidad.
 
Protección de la salud del médico
 
Las participantes en el coloquio describieron a través de su propia experiencia todas estas características y retos de las fundaciones, así como su importante aportación sanitaria y social, tal y como recoge la Revista EL MÉDICO. Una de las realidades que quedaron dibujadas fue la antigüedad y consolidación de algunas de ellas, como la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC).
 
Su directora técnica explicó que sus orígenes se remontan a 1917 con la creación del Colegio de Huérfanos a iniciativa del presidente por entonces de la Unión Médica, organización corporativa profesional de aquella época (Patronato de Huérfanos).
 
En la actualidad, lleva a cabo una labor de protección social dirigida a los médicos colegiados y sus familias, y se suma a las otras dos fundaciones de la OMC, una dedicada a la Formación y otra a la Cooperación Internacional. Tal y como expresó Mielgo, realiza una función complementaria a lo público, con 2.983 beneficiarios de diversas líneas de prestaciones, como son la atención a la salud, discapacidad, desempleo, conciliación, autonomía personal y movilidad. El volumen de prestaciones concedidas alcanza los 14 millones de euros.
 
Respecto a su misión de cuidar la salud del médico, destacó los problemas mentales y de adicción, atendidos mediante el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), que consigue la rehabilitación cercana al 90 por ciento de los casos. Este programa no tiene un fin punitivo, sino rehabilitador, y se realiza con total confidencialidad. Su objetivo es garantizar que el profesional se encuentra en las mejores condiciones para ejercer, lo que repercute sobre la calidad de la atención a la salud de la población.
 
Las fundaciones reunidas por EL MÉDICO pusieron de manifiesto los retos a los que se enfrentan y la contribución que realizan a la sociedad. Finalmente se reflejó que fundaciones asistenciales, sociales o educativas cubren espacios no cubiertos por el sistema público.
 
Acceso al coloquio completo en la Revista EL MEDICO: http://elmedicointeractivo.com/wpcontent/uploads/2018/05/1191.pdf