Los clínicos del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo apuestan por un modelo bio-psico-social para garantizar una atención integral

Los clínicos del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), reunidos en el marco de las IV edición de las Jornadas Clínicas de este programa, organizadas este fin de semana por la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC), apostaron por un modelo bio-psico-social para garantizar una atención integral al profesional con trastornos mentales y/o conductas adictivas

Madrid  medicosypacientes.com/S.G.

Con el objetivo de facilitar un espacio para la reflexión, el debate y el intercambio de experiencias entre los profesionales clínicos que intervienen directamente en el tratamiento de los pacientes de la red PAIME tuvo lugar este encuentro que analizó temas de interés en torno a la atención desarrollada en este programa.
 
Los análisis de control toxicológico, una herramienta necesaria en el tratamiento del médico con conductas adictivas
 
La jornada técnica arrancó con un Foro de Discusión sobre controles toxicológicos, moderado por la Dra. M.ª del Mar Sánchez, coordinadora Regional del PAIME en Castilla La Mancha. En él intervinieron como ponentes el Dr. Juan Luis Mendívil, clínico del PAIME en el País Vasco; y la Dra. Dolores Braqueháis, clínica del PAIME y responsable de la Unidad de Hospitalización de la Clínica Galatea.
 
Inició el turno la Dra. Mar Sánchez aludiendo al caso concreto de los médicos con conductas adictivas. Contó que con el PAIME se hace un abordaje multidisciplinar dando una atención bio-psico-social y se intensifica la confidencialidad y la protección de identidad de estos pacientes. Según dijo dar una atención integral contando con equipos multidisciplinares conlleva a una reincorporación socio laboral importante de los médicos enfermos.
 
En los programas de Tratamiento y Reinserción de médicos enfermos por Conductas Adictivas o Patología Dual, tal y como explicó, se hacen necesarios los análisis de control toxicológico que forman parte del tratamiento habitual de estas patologías. “Los controles toxicológicos son importantísimos. Son como nuestro fonendo”, dijo.
 
Por su parte, el Dr. Juan Luis Mendívil explicó que el control toxicológico es “sólo una herramienta terapéutica más”. Según expuso tiene que estar integrado dentro del abordaje psicoterapéutico general, que debe ser individualizado y ajustado a las necesidades de cada caso y al contexto concreto tanto familiar como laboral en que se encuentre el médico-enfermo.
 
Los controles toxicológicos deben servir para afianzar la motivación de la abstinencia, aunque también nos proporcionen una medida objetiva de la abstinencia, y aseguren el mantenimiento de la misma, permitiendo la monitorización en la evolución del trastorno adictivo.
 
Para él Dr. Mendívil la Atención Integral de este Programa significa que se atienden las distintas dimensiones que concurren en el padecimiento de los Trastornos Mentales de manera completa desde una perspectiva lo más integrada posible.
 
La Dra. Dolores Braquehais expuso que los controles toxicológicos son la única manera objetiva de poder comprobar que el paciente está abstinente. Los distintos programas para médicos/as que se han desarrollado en varios países lo incluyen como medida ineludible en el seguimiento de los profesionales con adicciones. 
 
Deberían mantenerse, como mínimo, dos años y en algunos casos, prorrogarse hasta cinco (como es el caso de especialidades de alto riesgo –anestesistas o intensivistas-, dependencia a opioides, pacientes con recaídas frecuentes o con alto riesgo para la praxis). “Si tenemos en cuenta que uno de los objetivos del PAIME, como programa colegial, es garantizar la seguridad de la praxis, es preciso cerciorarse de que los/as médicos/as que vuelven a ejercer permanezcan abstinentes”, dijo. Asimismo, incidió que para garantizar un carácter integral es preciso incorporar en la atención profesionales de distintas disciplinas.
 
En el PAIME se busca el abordaje de los trastornos mentales con acceso voluntario y procurando la rehabilitación del médico enfermo
 
El segundo Foro de Discusión abordó las patologías mentales como objeto del PAIME de la mano del Dr. Miquel Casas, clínico del PAIME y director científico de la Clínica Galatea; Dra. Enriqueta Ochoa, coordinadora del PAIME en el Colegio de Médicos de Madrid; y Dr. Bartolomé de la Fuente, coordinador del PAIME en el Colegio de Médicos Córdoba, como ponentes y del Dr. Joseba Atxutegui, coordinador del PAIME en el País Vasco, como moderador.
 
La Dra. Enriqueta Ochoa explicó que dentro de los trastornos adictivos lo más frecuente es la dependencia de alcohol (al igual que en la población general). También son frecuentes los trastornos del estado de ánimo, junto otros tipos de trastornos.
 
Puso de manifiesto que en el PAIME se busca el abordaje de los trastornos mentales en su sentido más amplio, con un carácter no persecutorio y no punitivo, con acceso voluntario y buscando la rehabilitación del médico enfermo. “La confidencialidad en necesaria para el correcto tratamiento y la recuperación para la adecuada labor asistencial”, señaló.
 
Para el Dr. Bartolomé de la Fuente los trastornos del estado de ánimo son los más frecuentes, seguidos por trastornos relacionados con el consumo de alcohol y otras sustancias, los trastornos adaptativos y por ansiedad. Con menor frecuencia, pero no por ello menos importantes, trastornos de personalidad y psicóticos.
 
“Se contempla que se produce en bastantes casos comorbilidad entre un trastorno por consumo de sustancia con otro trastorno mental, lo que se llama patología dual”; manifestó. 
Para atender las patologías mentales el PAIME ofrece entre sus líneas de acción: atención y asistencia médica y psicológica especializada, apoyo social a la familia, asesoría laboral y jurídica, servicios específicos, así como actividad profesional bajo evaluación. 
 
“Todo ello, con el fin de asegurar que el médico enfermo reciba el tratamiento necesario, y en consecuencia, puedan ejercer la medicina conforme a la deontología y buena praxis profesional”, dijo.
 
Durante estas Jornadas también tuvo lugar una Ponencia-Coloquio sobre “el PAIME: ¿trabajo en equipo o equipo de trabajo? que contó con la participación de la Dra. Mari Paz González, coordinadora Docente de la Fundación Galatea, como ponente y que fue presentado por la Dra. Marisa Celorrio, coordinadora Clínica del PAIME en el Colegio de Médicos de Albacete.
 
En su ponencia la Dra. Mari Paz González no dudo en manifestar que en el PAIME es necesario el equipo de trabajo. “Necesitamos trabajar con una mirada amplia que analice e identifique las diferentes necesidades de los profesionales a los que atendemos y continuar mejorando la calidad del trabajo interdisciplinar e interinstitucional”, dijo.
 
La atención psicológica se plantea dentro de un modelo bio-psico-social en el que se atiende las distintas realidades del paciente
 
En el marco de estas Jornadas también tuvo lugar una Mesa Redonda sobre la Atención Psicológica a través de la Red PAIME. En esta Mesa intervinieron como ponentes Carlos García Moja, psicólogo Clínico de la Red PAIME en Castilla y León; Isabel Montoya, psicóloga Clínica de la Red PAIME en Ciudad Real y Tania Pujol, psicóloga Clínica de la Unidad de Ingresos de la Clínica Galatea. Antoni Calvo, director General Adjunto de la Clínica Galatea fue encargado de moderar este encuentro.
 
Carlos García Moja aseguró que en el PAIME se lleva a cabo una atención integral, con tratamientos psiquiátricos y psicológicos paralelos y el tratamiento psicológico de orientación cognitivo-conductual.
 
Para proporcionar una atención integral consideró necesario el tratamiento combinado. En cuanto al tratamiento psicológico, tanto por su evidencia científica como por su eficacia, a mi entender, considero que la orientación cognitivo-conductual es la más aconsejable. También se debe trabajar la prevención de recaídas, antes de finalizar el tratamiento, previo al alta.
 
Isabel Montoya manifestó que la atención psicológica se plantea dentro de un modelo bio-psico-social en el que ha de atenderse a las distintas realidades del paciente que requieren de una intervención especializada. Es una intervención integral en la que los distintos agentes terapéuticos que inciden en el paciente presentan una coordinación clave y unos objetivos de recuperación comunes.
Para la atención psicológica en el PAIME existe, tal y como explicó Tania Pujol. un programa diferenciado e intensivo de adicciones/ patología dual en el que se combina el abordaje grupal e individual con otras intervenciones. El programa se divide en tres fases intensiva, de consolidación y de seguimiento.
 
Subrayó que la atención psicológica se ha ido aumentando a lo largo de los últimos años, obteniendo, más allá de la mejoría clínica un alto nivel de aceptación y satisfacción de los pacientes atendidos, motivo que nos anima a incrementar las intervenciones psicológicas para dar una respuesta ajustada a las problemáticas que se atienden.
 
Las unidades hospitalarias de ingreso tienen la labor de atender de la forma más rápida y eficiente posible las crisis del médico
 
Una segunda Mesa Redonda abordó lo recursos acreditados del PAIME: unidades hospitalarias de ingreso y su complementariedad, que moderada por la directora técnica de la FPSOMC, Nina Mielgo, contó con la participación del Dr. Luis Caballero, responsable de la unidad de ingresos PAIME en H.M Hospitales Puerta del Sur (Madrid); Dr. Augusto Zafra, director de IVANE SALUD, y responsable de la Unidad de ingresos PAIME en Vithas Hospital Aguas Vivas (Valencia); y Dr. José Mariano Galletero, jefe de la Unidad de Ingresos PAIME en la Clínica AMSA (Vizcaya.)
 
El Dr. Augusto Zafra expuso que las unidades de ingreso tienen el objetivo de estabilizar clínicamente al paciente en el menor tiempo posible en un entorno especializado que pueda garantizar una respuesta rápida ante cualquier circunstancia psicofísica que pueda surgir.
 
Tras la primera etapa de estabilización, la estancia tiene un segundo objetivo que es definir la línea de tratamiento y el abordaje psicológico y funcional más adecuado según las características individuales de la persona y su entorno sociofamiliar siendo la directriz conseguir la máxima autonomía del paciente. En esta fase se mantiene contacto con el profesional PAIME remitente para consensuar las recomendaciones. Previo al alta se coordina con el recurso ambulatorio el seguimiento programado para hacer la transición lenta y con un seguimiento estrecho que garantice la ausencia de incidencias o recaída, tal y como señaló.
 
Para el Dr. Zafra la atención integral viene de la especialización en la formación y experiencia en personas con patología dual grave y por el número de pacientes que ingresamos en el mismo periodo (máximo 10 pacientes).
 
El Dr. José Mariano Galletero señaló que estas unidades son unos servicios de calidad contrastada, con equipos multidisciplinares de probada solvencia en el campo de la psiquiatría y psicología. Son unidades especializadas que por sus características prestan un tratamiento efectivo y aportan todas las garantías de confidencialidad exigidas por este perfil de paciente.
 
Según expuso su objetivo es atender de la forma más rápida y eficiente posible las crisis que en el orden psicológico y psiquiátrico presentan los profesionales de la medicina, sometidos a un gran estrés y con gran responsabilidad social.
 
Finalmente hubo un último Foro de Discusión sobre la recogida y sistematización de la información PAIME y el Registro de Datos presentado por Data Net.


Pie de foto1: Miembros de la Junta Rectora de la FPSOMC junto a presidentes de Colegios de Médicos, cínicos y coordinadores de la Red PAIME