La Dra. Manuela Agudo Sánchez recibe una ayuda de atención en domicilio para su madre dependiente

La Dra. Manuela Agudo Sánchez, médica de Atención Primaria, del Colegio de Médicos de Madrid, recibe una prestación de la Fundación para la Protección Social de la OMC, catalogada como Atención en Domicilio para su madre enferma de alzhéimer, tal y como se recoge en este testimonio para Historias de la FPSOMC.

“Mi madre es totalmente dependiente, tiene un grado de dependencia 3 y hay que ayudarle en todas las actividades básicas de su vida diaria, porque no nos conoce, no sabe si come o no come; necesita cuidados las 24 horas del día”, asegura la Dra. Agudo.

Es por ello que recibe de la FPSOMC la prestación de atención en domicilio, una ayuda económica destinada a la adquisición de un servicio de ayuda familiar en el propio domicilio al objeto de facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y profesional de la persona cuidadora. “Mi madre dispone de una persona interna que está con ella las 24 horas del día”, señala.

La Dra. Agudo ve muy positivamente que “los médicos y sus familias cuenten con una Fundación para ayudar en los momentos difíciles y más en situaciones de dependencia por el alzhéimer donde cualquier ayuda se queda corta”.

El grado de dependencia lo determina la Administración Pública mediante el Servicio de Valoración de la Dependencia. El Grado III es considerado de gran dependencia, puesto que la persona necesita ayuda para distintas actividades de la vida diaria muchas veces al día, así como la presencia indispensable y continua de otra persona.

La FPSOMC complementa, gracias a las aportaciones solidarias de sus socio-protectores, los médicos de España, las ayudas que la Ley de Dependencia otorga a las familias de personas dependientes para la prestación de determinados servicios y/o prestaciones económicas, teniendo en cuenta las necesidades de la persona, el entorno familiar y social y la disponibilidad de los servicios.