Dr. Rebosa: “Nunca puedes prever lo que te puede pasar en la vida; la FPSOMC es un apoyo fundamental"

rebosa_ok.jpgEl Dr. Luis Fernando Rebosa, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, y colegiado en el Colegio de Médicos de Cáceres, es beneficiario de la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) desde 1979, año en el que sus padres fallecieron. Gracias a las ayudas que recibió pudo, al igual que sus hermanos, cursar estudios universitarios. “Nunca puedes prever lo que te puede pasar en la vida; la FPSOMC es un apoyo fundamental", asegura en su testimonio recogido en el apartado "Historias de la FPSOMC".

En enero de 1.979 falleció su madre en un accidente de tráfico y pocos meses después su padre, tras una intervención de cirugía cardiaca. Tal y como cuenta en su experiencia contada al Colegio de Médicos de Cáceres y recogida en la Web de la FPSOMC. En la misma resalta la importancia que ha tenido la labor de la Fundación para él y su familia.

"Mi padre, colegiado en Cáceres, ejercía como Pediatra M en Coria y Moraleja", cuenta el Dr. Rebosa. Tras su fallecimiento dejó huérfanos a tres niños de 7, 8 y 9 años. "Inicialmente nos quedamos a vivir en Coria a cargo de nuestra abuela materna y bajo la tutela del hermano de mi madre, que vivía en Madrid", explica.

Fue entonces cuando los tres hermanos empezaron a percibir las ayudas de la FPSOMC. "Cursamos los estudios del antiguo BUP y COU en régimen de internado en el Real Colegio de Alfonso XII, en San Lorenzo del Escorial" siendo, el anteriormente llamado Patronato de Huérfanos que hoy es la Fundación, el que "dio la asistencia social necesaria para que esto fuera posible".

"Las becas se prolongaron durante toda nuestra vida universitaria, permitiéndonos estudiar respectivamente Ingeniería Industrial, Medicina y Derecho", asegura.

Según cuenta "aunque disponíamos de cierta solvencia económica de origen familiar, la Fundación aportó todo lo necesario para que pudiésemos continuar sin problemas nuestros estudios, haciéndose cargo de nuestras becas".

"Ahora soy yo el que tengo una familia, mujer y dos hijos, y algo que tengo muy presente es que nunca puedes prever lo que te va a ocurrir en la vida y qué va a ser de ellos en el caso de que tú faltes. Independientemente de que cuentes con apoyo familiar (como era nuestro caso), es en esos momentos en los que la Fundación puede llegar a ser fundamental como apoyo externo", asegura.

Para él "todos sabemos que muchos de nuestros compañeros médicos trabajan fuera de su localidad de residencia, tienen que coger diariamente el coche, lo que implica kilómetros, guardias con sus correspondientes salientes, falta de sueño y cansancio acumulado. Día a día están expuestos a una serie de peligros de los que muchas veces no somos conscientes, y que pueden derivar en situaciones, a veces fatales, no deseadas por nadie".

Es en esos momentos, según pone de manifiesto, en los que "muchas de las necesidades de nuestras familias pasan a estar cubiertas por la Fundación".

Por ello, anima a todos sus compañeros del Colegio de Médicos de Cáceres a que participen en el mantenimiento de la Fundación. "Somos nosotros los que debemos cuidarlo y consolidarlo. Lamentablemente nadie debe olvidar que mi experiencia personal puede ser en el futuro la de cualquiera", concluye.

Fundación para la Protección Social de la OMC, solidaridad entre médicos

La Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial aúna la solidaridad de todos los médicos para ayudar a sus compañeros y familias cuando se encuentran en situaciones difíciles.

Durante un siglo ha protegido a miles médicos de toda España de acuerdo con la misión para la que fue constituida como Patronato: atender y dar respuesta, complementariamente al sistema público, a los miembros de la profesión médica y a sus familias cuando estos más lo necesitan.

Nació en 1917, como respuesta a la situación de especial vulnerabilidad social en la que vivían por aquel entonces los médicos. Actualmente, cerca de 3.000 beneficiarios forman parte de la Fundación en toda España.