Gobierno y comunidades autónomas acuerdan 730,8 millones para dependencia y servicios sociales

El Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha acordado con las Comunidades Autónomas el reparto de 730,8 millones de euros procedentes de los fondos europeos para, entre otras cuestiones, mejorar el sistema de dependencia y reducir en 60.000 personas las listas de espera este mismo año.

En concreto, el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia aprobó un total de 73 medidas para reducir las listas de espera en dependencia entre quienes ya tienen concedida la prestación pero aún no la perciben. La intención es reducirlas en 60.000 personas este año.

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, destacó que el Gobierno “ha tomado buena nota de lo que necesita la gente de nuestro país, que es que los fondos europeos lleguen cuanto antes a la gente, que se empiecen a llevar ya a las economías familiares y que se traduzcan en empleos de calidad".

La inversión total de estos fondos para dependencia hasta 2023 será de 2.600 millones. Las comunidades autónomas destinarán el 70% a mejorar los sistemas de apoyos y cuidados de larga duración, un 26% a modernizar los servicios sociales y un 4% a la accesibilidad en todos los ámbitos.

Entre las propuestas acordadas hay algunas enfocadas a la fuerte feminización y precariedad del sector de los cuidados. “Cuando las administraciones no se hacen cargo de los cuidados adecuadamente, vuelven a ser las mujeres quienes tienen que cargar con un extra de cuidados que no se corresponde con la apuesta de igualdad entre hombres y mujeres”, agregó Belarra.

Asimismo, las comunidades y el Ministerio han aprobado un “mecanismo de coordinación permanente” para asegurar que realmente se alcanzan los objetivos de transformación del sistema de dependencia y los servicios sociales.

En cuanto a la puesta en marcha de los fondos, se empezará a invertir ya y, además, se ha concretado con las comunidades autónomas los fondos que les corresponderán hasta 2023 y su distribución.

Las comunidades autónomas destinarán el 70% del dinero acordado a mejorar los sistemas de apoyos y cuidados de larga duración, como mejorar las infraestructuras residenciales y adaptarlas a un modelo centrado en la persona. Un 26% se dedicará a la modernización de los servicios sociales y un 4%, a mejorar la accesibilidad en todos los ámbitos.

El Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia también acordó destinar recursos económicos a las comunidades autónomas para ofrecer 200 “plazas solidarias” a niños y niñas migrantes que llegan solos a España.

La ministra Belarra apeló a la ‘’responsabilidad’’ de ofrecer estas ayudas, especialmente, a las regiones de Canarias y Andalucía, las más afectadas por el ‘’sobreesfuerzo’’ con la que afrontan la llegada de menores no acompañados. ‘’Nuestro país tiene que mostrar solidaridad y plurinacionalidad, corresponsabilizándose con esta acogida’’, concluyó.