Dra. Mª Isabel Moya: “El PAIME ha sido durante la pandemia un ejemplo de respuesta institucional para atender y ayudar a nuestros compañeros

Diferentes expertos abordaron en el IX Congreso PAIME celebrado en Cádiz la respuesta institucional ante las actuales necesidades de atención y apoyo a la salud de los médicos, un foro en el que se puso de manifiesto el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) durante la crisis sanitaria provocada por la pandemia de COVID19

Cádiz  medicosypacientes.com/ Álvaro G. Torres

Así lo puso de manifiesto la vicepresidenta primera del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, Dra. Mª Isabel Moya, que intervino en la mesa junto a la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón e Isaac Túnez, secretario general de I+D en Salud de la Consejería de Salud y Familias de Andalucía. La mesa estuvo moderada por el Dr. Carlos Arjona Mateos, presidente del Colegio de Médicos de Cáceres y patrono de la Fundación para la Protección Social de la OMC (FPSOMC).

La Dra. Moya destacó durante su intervención que la pandemia ha supuesto un desafío para todos, incluidos los colegios profesionales “que hemos tenido que reaccionar para proteger a nuestros compañeros y alzar la voz con más frecuencia por el alto nivel de exposición que han sufrido en este periodo” – explicó.

En este sentido, se refirió al PAIME como “un claro ejemplo de respuesta institucional, que a la vista del incremento de casos experimentado, ha demostrado su solvencia”. Una respuesta que fue acompañada de otras muchas acciones e iniciativas como el Dispositivo COVID-19 de la Fundación de Protección Social de la OMC y de programas de formación en competencias transversales.

Respecto a esta respuesta institucional explicó que desde las corporaciones se establecieron acciones alrededor de tres grandes bloques: la comunicación mediante pronunciamientos en medios de comunicación para que la voz de la profesión médica fuera referente; medidas específicas con programas concretos como el PAIME o el Servicio Telemático de Apoyo Psicológico (TAP)y un tercer eje que consiste en dotar de herramientas de formación específica de COVID-19 y en otras materias.

En su opinión, se necesita más apoyo institucional y financiero para este tipo de respuesta porque es necesario contar con un mayor desarrollo, y que la implementación de estos programas o iniciativas se haga de manera homogénea y sostenible. “La respuesta institucional ha de llevarse a cabo con un abordaje colectivo que conlleve actividades conjuntas de prevención y promoción de la salud dirigidas a un público diana. Tenemos que saber dónde y a quién nos dirigimos porque es fundamental prestar especial atención a los jóvenes, mujeres y personas con fragilidad social” – manifestó.

Destacó la necesidad de atajar las “preocupantes” cifras de burnout y abogó por una mayor inversión para la reconstrucción del sistema y por la creación de políticas innovadoras, reducir el estigma, eliminar burocracia y mucha más investigación, como ejes clave para el presente y el futuro.

Finalmente, ha remarcado que la respuesta de las organizaciones ha sido diversa, atomizada, y buena por la capilaridad observada en la crisis, pero cuya fórmula no es la deseable para un plan de salud mental al médico enfermo. Por ello, insistió en contar con una visión integral y generar múltiples sinergias donde el PAIME sea un eje canalizador para aprovechar todo su potencial. “Ya disponemos de un modelo de éxito, ahora son las administraciones centrales y autonómicas las que deben de convencerse”, dijo.

Por su parte, Silvia Calzón, secretaria de Estado de Sanidad intervino mediante grabación para exponer y explicar las distintas medidas que desde el Consejo interterritorial se están trabajando para favorecer la necesaria cogobernanza y coordinación en ámbitos como: la promoción y protección de salud; la mejora delas condiciones laborales de los profesionales del Sistema Nacional de Salud y para generar un aumento de las capacidades asistenciales con el propósito de evitar situaciones de estrés.

En su intervención, puso también el acento en la necesidad de reforzar la Atención Primaria, pilar fundamental del SNS, como eje vertebrador. En esta línea anunció el trabajo que se está llevando a cabo en materia de digitalización y en la implementación de nuevas tecnologías que faciliten la labor de los problemas y descongestione los procesos administrativos.

En referencia a la salud mental mostró su “claro apoyo” al Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), resaltó su crucial importancia en nuestro sistema sanitario y agradeció el trabajo realizado para para facilitar el acceso al tratamiento, favorecer la rehabilitación y seguir garantizando la práctica médica de calidad para los pacientes.

Por su parte, Isaac Túnez, secretario general de I+D en Salud de la Consejería de Salud y Familias de Andalucía puso en valor el apoyo de la Junta de Andalucía a este programa que en los últimos años ha visto incrementada su partida presupuestaria.

Isaac Túnez aseveró que “el PAIME busca ese seguimiento a los profesionales de la salud para intentar asegurar su recuperación y que ese trastorno no interfiera en su labor profesional hacia sus pacientes”, una acción responsable de los colegios de médicos cuyo último fin es garantizar la mejor asistencia a los pacientes.

Isaac Túnez expresó su convencimiento de que en materia de salud los sistemas deben de avanzar en una organización centrada en las personas. “Desde la Junta de Andalucía apostamos, en el sentido más amplio, por cuidar a quien cuida. Si cuidamos de nuestros profesionales cuidamos de que nuestro sistema funcione bien, en muchos aspectos, entre ellos en la excelencia del trato y en la humanización del servicio que prestamos a la ciudadanía”.