El Fondo para Infraestructuras de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia se abre a entidades sociales

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) saluda que el acceso a la financiación del denominado Fondo de Apoyo para la Promoción y Desarrollo de Infraestructuras y Servicios del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia y de los Servicios Sociales se abra a las entidades sociales no lucrativas, como las organizaciones de personas con discapacidad y sus familias, del que estaban excluidas hasta ahora.

Además de ampliar el ámbito subjetivo de posibles beneficiarios –antes solo podían acogerse a esta financiación las empresas privadas-, se extiende el ámbito objetivo, por cuanto aparte de infraestructuras de atención a la dependencia podrán sufragarse todas las relacionadas con los servicios sociales, según informó el Cermi en una nota.

El Consejo de Ministros autorizó este viernes la modificación del Convenio para la Promoción y Desarrollo de Infraestructuras y Servicios del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), suscrito el 31 de julio de 2009.

A través de una adenda, se modifica el convenio original -que comportaba la creación de un fondo de ayudas- y se extiende su ámbito de actividad a los servicios sociales, además de la actividad relacionada con el Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia.

De esta forma, la nueva denominación de las ayudas pasa a ser 'Fondo de Apoyo para la Promoción y Desarrollo de Infraestructuras y Servicios del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia y de los Servicios Sociales'.

Los beneficiarios de las ayudas serán las entidades del Tercer Sector de Acción Social, empresas de Economía Social y cualesquiera otras entidades y empresas que presenten proyectos de infraestructuras y/o servicios en el ámbito de la dependencia y de los servicios sociales. La vigencia del convenio es de 10 años y su dotación anual actual es de 15 millones de euros.

El convenio está suscrito por el Ministerio de Economía y Hacienda, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

El anterior convenio sobre la materia, ahora modificado, se autorizó también por acuerdo del Consejo de Ministros el 31 de julio de 2009 y finaliza su vigencia el 31 de julio de 2019.

La modificación de la configuración subjetiva y objetiva de este Fondo se produjo en la Ley de Presupuestos Generales del Estado del año 2018, atendiendo una demanda del Cermi, que venía insistiendo en la injusticia de excluir a las entidades del Tercer Sector de esta línea de financiación y la limitación que suponía circunscribirlo solamente a la atención a dependencia.

El cambio legal del año pasado se operativiza ahora con la suscripción del nuevo convenio autorizado por el Consejo de Ministros.