Florentino Pérez: “Desde el Consejo General de Enfermería consideramos que el PAIME es un modelo a seguir e intentaremos poner en marcha iniciativas similares”

Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería, valora positivamente, en esta entrevista, el servicio telemático de apoyo psicológico (TAP) para los profesionales de la salud en situación de sufrimiento emocional afectados por la situación de Covid-19 que se puso mucho en marcha con motivo de la pandemia. “Con este servicio sin duda es un gran apoyo y ayuda para los profesionales que lo necesiten”, señala
 

Madrid  medicosypacientes.com/ Sara Guardón

Asimismo, considera que el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) puesto en marcha hace más de 20 años por los Colegios de Médicos y bajo el paraguas de la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) “es un modelo a seguir e intentaremos poner en marcha iniciativas similares en esta línea”

Desde el comienzo de la pandemia, los Consejos Generales de Colegios Oficiales de Colegios de Médicos, de Enfermería y de Psicología de España junto al Ministerio de Sanidad, la Fundación Bancaria La Caixa y la Fundación Galatea (del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña) pusieron en marcha un servicio telemático de apoyo psicológico (TAP) para los profesionales de la salud en situación de sufrimiento emocional afectados por la situación de Covid-19, que ha ayudado a miles de sanitarios.

¿Qué le parece la puesta en marcha del Servicio Telemático de Apoyo Psicológico (TAP)?

Es un gran acierto, esta terrible pandemia está afectando mucho a los profesionales sanitarios en el ámbito emocional y de la salud mental y el contar con este servicio sin duda es un gran apoyo y ayuda para los profesionales que lo necesiten.

¿Qué apoyo se ha dado a este servicio desde el Consejo de Enfermería?

Se ha difundido el acuerdo de colaboración a través de todos los colegios provinciales de enfermería mediante circular y se ha dado difusión en los medios de comunicación del Consejo General de Enfermería para potenciar su uso en aquellas enfermeras y enfermeros que tengan sufrimiento emocional.

El 44% de los profesionales atendidos eran enfermeras y auxiliares de enfermería. ¿Cómo considera que este servicio ha ayudado a este colectivo?

Consideramos que ha sido de gran ayuda. El poder trasladar tus vivencias, sensaciones y alteraciones a psicólogas y psicólogos ya en sí es terapéutico y recibir orientación y herramientas para manejar esta alteración emocional es fundamental para poder canalizar los problemas y obtener soluciones.

¿Cuáles son los principales problemas que ha sufrido la profesión enfermera durante la crisis sanitaria desencadenada por la Covid-19?

Altas cargas de trabajo, ratios de pacientes muy por encima de lo recomendable, miedo y temor ante el manejo de pacientes con esta patología sobre todo en la primera ola, añadido a la falta de equipos de protección. Todo esto ha provocado niveles de estrés muy altos y ansiedad en el trabajo.

¿Qué secuelas psicológicas son más frecuentes?

Se han realizado diferentes estudios y las alteraciones que se han detectado son similares al resto de profesionales sanitarios, ansiedad alta o moderado en un 45% de las enfermeras estudiadas, alteraciones del sueño en un 25%, depresión en un 10%, incluso estrés postraumático en algunos casos.

Desde el Consejo que preside. ¿Cómo se ha apoyado a este colectivo durante la pandemia?

El apoyo ha sido en varias líneas de acción, desde gestionar el conseguir y suministrar equipos de protección individual, campañas formativas específicas en la atención a paciente COVID-19, formación para manejar las alteraciones emocionales derivadas del manejo de estos pacientes, infografías dando información clara sobre diferentes aspectos como uso de mascarillas, realización de test, etc.

Hemos sido los interlocutores con diferentes administraciones tanto a nivel central como autonómico para defender los intereses de la profesión, denunciando las situaciones que generaban graves problemas como la falta de equipos de protección o el número insuficiente de enfermeras para proporcionar una atención adecuada.

Y otra línea de acción ha sido los medios de comunicación, dando visibilidad a la profesión enfermera y destacando la importante contribución de las enfermeras y enfermeros tanto en la atención como en el control de la pandemia.

¿Cómo está la profesión enfermera actualmente?

La profesión está con más fuerza e ilusión que nunca, con confianza en que todas las áreas de mejora que se han puesto de manifiesto durante la pandemia, se vayan enfocando en las políticas sanitarias y podamos mejorar nuestro sistema de salud, invirtiendo en enfermeras, mejorando los ratios de enfermera por población, incrementando la inversión en sanidad, reforzando la atención primaria y la atención a pacientes crónicos, con una apuesta firme por mejorar el sistema de salud en el sector sociosanitario y residencial, ya que son los pacientes con mayor vulnerabilidad y que más nos necesita.

¿Qué le parece la existencia del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) para atender a médicos que padecen trastornos mentales?

Nos parece muy oportuno y necesario, desde el Consejo General de Enfermería consideramos que es un modelo a seguir e intentaremos poner en marcha iniciativas similares en esta línea.