El sector fundacional en España: récord de beneficiarios de las fundaciones españolas

La Asociación Española de Fundaciones (AEF) ha presentado el informe El sector fundacional en España: Atributos fundamentales (2008-2019) realizado por los investigadores Simón Sosvilla Rivero (Universidad Complutense de Madrid), Gregorio Rodríguez Cabrero (Universidad de Alcalá) y María del Carmen Ramos Herrera (Universidad Autónoma de Madrid) y prologado por el catedrático Amadeo Petitbó, en el marco del Instituto de Análisis Estratégico de Fundaciones (INAEF) de la AEF.

El estudio, alojado en este microsite (conocerelsector.fundaciones.org) es la fotografía más actual, con los datos más recientes que existen, sobre el sector fundacional en España y el cuarto de la serie realizada hasta la fecha. 

El valor añadido del informe es doble: por una parte, ofrece una panorámica de la evolución e impacto del sector fundacional en España para un periodo de tiempo relativamente largo. Por otra parte, al coincidir con una profunda crisis económica y financiera y una relativa recuperación económica posterior, el informe muestra no solo la capacidad de adaptación del sector fundacional a la crisis sino también, y sobre todo, la respuesta decidida a las demandas y necesidades de la sociedad española incrementando hasta donde ha sido posible sus recursos económicos y humanos.

Entre otros, uno de los datos más destacados es el referido al número de beneficiarios. Los beneficiarios directos netos estimados de las fundaciones españolas han ido aumentando en los años considerados (2008-2019) hasta alcanzar un máximo de 43,7 millones de beneficiarios en 2019 (17,8 millones en 2008), una cifra que se ha visto aumentada tras la gran demanda social derivada de la crisis de la covid-19. 

La colaboración de las fundaciones ha sido y es fundamental en el desarrollo de este tipo de trabajos. No sólo para ofrecer una visión rigurosa de la conformación del sector fundacional, sino para contribuir a uno de los objetivos esenciales que tenemos: hacer que el sector fundacional sea más y mejor conocido, por su valor social y por ser un agente económico muy relevante de nuestro país. Los datos facilitados, unidos a la información de protectorados, registros y otras fuentes públicas nos han permitido generar este nuevo informe.

Este trabajo también ha sido posible gracias a la Fundación Human Age, Fundación ‘la Caixa’, Fundación Mahou San Miguel y Fundación ONCE, que han apoyado éste y estudios anteriores junto con otras fundaciones que conforman el Consejo de Mecenas del INAEF.