Dr. Gustavo Tolchinsky: “Algunos médicos se sienten tan protegidos con el PAIME que rechazan ofertas en otros países porque no tienen un programa equivalente”

El Dr. Gustavo Tolchinsky, secretario del Colegio de Médicos de Barcelona, moderará en el IX Congreso Nacional del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) y III Encuentro Latinoamericano la mesa sobre: “La Cartera de Servicios del PAIME; capacidad de respuesta ante las nuevas necesidades”. Tal y como expone en esta entrevista para “MédicosyPacientes, “algunos médicos se sienten tan protegidos con el PAIME que rechazan ofertas en otros países porque no tienen un programa equivalente”

Madrid 11/10/2021 medicosypacientes.com/ Sara Guardón

Esta novena edición del Congreso Nacional del PAIME tendrá lugar en Cádiz los días 4 y 5 de noviembre para abordar los principales retos en salud mental de la profesión médica. Este evento es organizado por la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) junto al Colegio de Médicos de Cádiz bajo el lema “Cuidando de ti, cuidando de todos”.

- Ante la pandemia de COVID-19. ¿Cuál ha sido la capacidad de respuesta del PAIME ante las nuevas necesidades?

Una de las cosas más importantes para responder ante los retos que nos ha traído la pandemia era confiar en el criterio del equipo asistencial para reorganizarse a la hora de seguir atendiendo a los compañeros que ya estaban en el programa para adaptarlo tanto a las exigencias de seguridad como para dar respuesta a la sobre exigencia que ha supuesto.

Por otro lado, el equipo de gestión de la Fundación Galatea también ha realizado una magnífica labor para construir una estructura de teleasistencia con gran colaboración con los colegios de Psicólogos. No hubiera sido posible de no haber contado con la experiencia del programa SEPS, dirigido más hacia profesionales con malestar psicoemocional que por enfermedad mental o adicciones. Esto hizo que se pudiera volcar la experiencia organizativa y marcaran unos criterios de derivación claros para ofrecer el recurso más adecuado a cada colegiado. Hemos de remarcar que esto se ha conseguido gracias a la colaboración institucional, el apoyo económico en especial de la Fundación La Caixa y se ha ofrecido a todos los profesionales de la salud.

- ¿En qué medida se ha demostrado la necesidad de este programa? ¿Ha sabido adaptarse a los retos?

Como he dicho antes, gracias a la experiencia previa hemos podido adaptarla para responder con gran rapidez a esa necesidad.

El programa del PAIMM ya ha demostrado sobradamente que es indispensable. Independientemente de los excelentes resultados para rehabilitar profesionales con importante afectación por su enfermedad mental o adicciones, da respuesta a la necesidad de los colegiados que confían en él cuando no se encuentran bien.

- ¿En qué medida este programa garantiza la principal misión del Colegio que es velar por la buena praxis médica?

Hay que diferenciar dos respuestas a esta pregunta:

En primer lugar, la clásica, que todos tenemos en mente, cuando la enfermedad mental y la adicción tienen un impacto tan importante que el ejercicio profesional es realmente peligroso tanto para pacientes como para el propio profesional. Es aquel en que el colegio regula al colegiado. El programa asistencial cumple su función y los colegios profesionales cumplen la suya.

Por otro lado, algo que es menos evidente, los colegiados han ido tomando consciencia de la importancia del bienestar psicológico y emocional, como marca el propio código Deontológico, pero la Autorregulación la ejerce individualmente el colegiado que es quien busca ayuda y no precisa de la acción colegial. Aquí es donde realmente cala un mensaje del concepto de profesionalismo, saber estar en condiciones para atender y tomar conciencia de ello.

- ¿Cómo ha sido el impacto de la COVID-19 sobre la salud mental de los médicos?

Esta pregunta tiene distintas respuestas según el momento en que se formule. Al principio el impacto fue de ansiedad, miedo, distres moral ante la imposibilidad de dar respuesta a la inmensidad de la tragedia, sufriendo por la propia seguridad o por contagiar a la familia, con un claro contraste entre la importante vocación ante la emergencia novedosa. A medida que han ido pasando las sucesivas olas de esta pandemia, han salido otros aspectos como la tristeza, desasosiego, síntomas distímicos y más asociados a un desgaste vocacional, casi un cuarto de la profesión se plantea abandonar el ejercicio, aunque muchos reconocen que finalmente no lo harán.

- ¿Cómo el Colegio de Médicos de Barcelona conciencia a sus compañeros y difunde este Programa?

El COMB realiza su labor de manera conjunta con la Fundación Galatea

En la revista colegial se publica información al respecto y en la web del COMB también.

Este aspecto se ha abordado desde distintas perspectivas. En primer lugar, se ha trabajado en la creación de conocimiento con los distintos estudios sobre el impacto que sufrimos los médicos, residentes, estudiantes etc.

Por otro lado, con la formación. Desde la fundación Galatea se fomentan cursos sobre ejercicio saludable, tutores MIR, liderazgo de equipos etc. Además, se realizan charlas en centros de salud en formato de sesión clínica.

Además, se realizan periódicamente campañas de sensibilización. Hemos observado una clara relación entre estas campañas y el aumento de demanda.

En el último tiempo se ha estrenado un canal a través de las redes sociales con un perfil de la Fundación Galatea y el Blog de la Clínica Galatea.

Por último, se acaba de estrenar una APP de la Fundación Galatea que permite acercar a los colegiados las utilidades para consultar información, recursos, autoevaluación y contacto directo con la unidad de acogida.

- ¿Supone un reto colegial el control de la praxis? ¿Por qué?

Siempre, la profesión es dinámica, igual que la sociedad a la que atendemos. La demografía colegial siempre cambia igual que algunos aspectos del ejercicio profesional y de organización laboral. El control de la praxis combina nuestro deber de verificar que los colegiados ejercen de acuerdo con el Código de Deontología y en consonancia con el contrato social, y a la vez, mantener la confianza de los colegiados en la propia institución que les representa. Hay una función muy reactiva en la gestión de los expedientes que debemos abrir, pero, por otro lado, el Colegio ha de guiar y dar criterio en aquellas situaciones controvertidas o novedosas y ayudar a los colegiados a tomar las decisiones apropiadas

- ¿Qué espera de la celebración de este Congreso?

Poder asistir a este congreso, habiendo vivido los más de año y medio de pandemia supone una interesante ocasión para conocer aquellas experiencias que en otras regiones han permitido atender a los colegiados. Por otro lado, reencontrarnos con colegas y conocer nuevos profesionales

- ¿Cómo valora la existencia del programa PAIME?

La valoración es muy positiva, y más en este momento en que en muchos foros se habla de la salud mental en profesiones esenciales tras la pandemia. Pero para mí tiene mucho valor lo que algunos colegiados nos trasladan cuando están en el programa. Algunos se sienten tan seguros y protegidos que han rechazado ofertas en otros países por muy buenas que fueran las condiciones porque no tienen ningún programa equivalente que los acompañe en du ejercicio, eso lo dice todo para mi.

Pie de foto: Dr. Gustavo Tolchinsky